Una breve guía para elegir el tipo de letra adecuado

PIN

A la hora de elegir un tipo de letra, es posible que pienses que elegir la más bonita es la mejor opción. No, no siempre es así. La tipografía es un territorio enorme. Antes de entrar en detalles, definamos primero la palabra fuente. ¿Qué es un tipo de letra? Una fuente es el estilo (negrita, cursiva), el tamaño, el tipo de letra (Calibri, Garamond, Arial, etc.) de las palabras que escribes. Cuando pensamos en un tipo de letra, solemos referirnos al tipo de letra. Elegir un tipo de letra es como elegir un vestido. Eliges un vestido en función de la ocasión. Lo mismo ocurre con los tipos de letra. No utilizas fuentes elegantes en tu currículum. Las usas en las invitaciones de cumpleaños. Esta guía te ayudará a conocer los diferentes tipos de fuentes, los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir una fuente y los lugares en los que puedes conseguir fuentes GRATUITAS para uso comercial.

Básicamente, hay cuatro clasificaciones de fuentes: Serif, Sans Serif, Script y Decorative. Las Serif son las que tienen bordes. El ejemplo más popular es Times New Roman. Las Sans Serif son lo contrario de las Serif. No tienen líneas adicionales en los bordes. Trebuchet, Century Gothic y Comic Sans son algunos ejemplos. (¡Este artículo utiliza Sans Serif!) Las Scripts son el estilo cursivo o el estilo de escritura a mano. Consulte tipos de letra como French Script, Monotype Corsiva y Bradley Hand. Por último, las decorativas son las fuentes de embellecimiento. Suelen utilizarse para fines especiales, como los tipos de letra Jokermann y Curlz MT.

Ahora que ya conoces las distintas clasificaciones, vamos a hablar de la importancia de elegir los tipos de letra adecuados. Los tipos de letra marcan el tono y el ambiente del texto. Imagine el texto completo de la Carta de Derechos impreso en estilo script y en tamaño 12. Nadie querría leerlo. Nadie querría leerlo. Nadie se lo tomaría en serio. Los espectadores simplemente cerrarían la página y buscarían otro sitio web que ofrezca el mismo contenido. Si el tono de su sitio web es formal, es mejor que no elija nada en cursiva, puntualiza la agencia de desarrollo web Granada Limón Publicidad. Limítate a las serifas. Si tu sitio web trata de un pasatiempo como el dibujo o la lectura, puedes elegir estilos lúdicos o de escritura a mano.

También tienes que tener en cuenta la legibilidad de la fuente. Considera si tu preferencia facilita a los espectadores la lectura de tu contenido. Fíjate en el tamaño, el color y el espaciado. La legibilidad, por otra parte, es la capacidad de los espectadores de distinguir las diferentes letras y números. En algunos tipos de letra, el número 1 puede confundirse con la l minúscula. Estas cosas pueden confundir a los lectores, así que asegúrate de que tu tipo de letra es legible.

Es importante conocer el propósito de su material. Si estás haciendo una tarjeta de visita, necesitas un tipo de letra que sea legible a pesar del pequeño tamaño. Si vas a enviar una invitación online, asegúrate de que el tipo de letra es legible en la pantalla. Tenga también en cuenta a su público. Las personas mayores suelen preferir fuentes más grandes. Si crees que tu público objetivo son los adultos de 40 años en adelante, quizá debas considerar fuentes más gruesas. Siempre puedes experimentar qué tipos de letra funcionan, pero al fin y al cabo, asegúrate de que representan tu marca.

Para las fuentes GRATUITAS, el primer sitio web que hay que consultar es Font Squirrel. No tienes que afinar tu búsqueda en lo que está disponible para uso comercial porque todas son fuentes comerciales 100% gratuitas. El siguiente en la lista es DaFont. Este sitio web ofrece fuentes comerciales seleccionadas. Asegúrese de marcar la opción gratuita cuando realice la búsqueda. Tienen una amplia selección de fuentes y no son las comunes que se ven. Si estás buscando una fuente para tu tarjeta de Navidad, no busques más. La tercera opción es Google Fonts. ¿Quién iba a pensar que Google daría toneladas de fuentes gratuitas? Sí, todas son de código abierto, así que puedes modificarlas y utilizarlas comercialmente. El inconveniente es que no obtendrás nada único. Si buscas fuentes decorativas, consulta las dos anteriores.

Ahí lo tienes. Una vez que hayas aplicado la guía, prueba tus fuentes realizando una encuesta en tu sitio web. También puedes hacer que algunos probadores beta naveguen por tu sitio web y pedirles su opinión.

También te puede interesar